Como cada año, miles de brasileños tomaron las calles para dar vida a una de las más grandes fiestas de Latinoamérica y el mundo, el , salvo que en esta oportunidad las celebraciones se dan en un contexto de escándalos de corrupción que han sacudido a Brasil, por el caso Petrobras y Odebrecht.

Ello explica el inusual inicio de este carnaval. Después de un día en que guardó silencio, el alcalde Marcelo Crivella demoró la tradicionalmente opulenta ceremonia inaugural hasta las 8:30 p.m., para finalmente no acudir amparado en la excusa de que su esposa estaba enferma, según una nota difundida por AP.

Así, el ayuntamiento de Río difundió un correo electrónico en el que afirmó que el Carnaval estaba "oficialmente inaugurado".

Miles de personas bailan bajo una temperatura de 32 grados Celsius y una intensa humedad típica del verano en el hemisferio sur.

El desfile

El desfile corre a cargo de las "escolas de samba", asociaciones populares enfocadas en la música y la samba. Hay decenas en Río de Janeiro, pero apenas un puñado puede desfilar en el Sambódromo, donde se dividen en dos categorías:

  • Grupo Especial: Es la máxima categoría de las escuelas de samba. Formado por 12 agrupaciones que desfilarán las noches del domingo y el lunes compitiendo por el triunfo.
  • Grupo de Acesso: La segunda división del carnaval carioca, formada por 14 escuelas que desfilan entre el viernes y el sábado de carnaval. La ganadora asciende al Grupo Especial.

Los desfiles se dividen en varias secciones ("alas"). Entre las más importantes tenemos:

. *La "baiana", compuesta por mujeres vestidas con las tradicionales ropas del estado de Bahía

  • La "mirim", sección integrada por niños.

Fundamental es la "bateria", la orquesta de la escola, que cuenta con entre 250 y 300 músicos.

El sector más importante suele ser la percusión, que se vale de instrumentos como la "cuica", un tambor de metal introducido en Brasil por los esclavos que se toca tirando de un palillo de bambú. El "tamborim", que marca el ritmo de la samba, la batucada o el "cucumbi", y el "reco-reco", similar a un raspador y también conocido como "caracaxá" o "querequexé".

  • Los "passistas", que son los encargados de conquistar al público y suelen ser mujeres con "fantasías" minúsculas, seguidas del "puxador", el líder de ala de músicos, y de la "rainha da bateria", la musa de la escuela de samba, que suele ser una artista o una actriz famosa.
  • Los "blocos" (comparsas) se encargan de animar la celebración en las calles y arrastran a miles de personas al ritmo de las "marchinhas", un ritmo popular que predominó en el carnaval en la primer mitad del siglo XX.

El jurado

El objetivo es ganar el carnaval y convencer a los 40 "jueces" quienes, divididos en diez grupos, puntúan la actuación de las escuelas. Las notas, del 1 al 10, suelen ser muy polémicas, porque oscilan por apenas décimas, generalmente a partir del 9,5.

El jurado se reúne el miércoles de ceniza (1 de marzo) y anuncia los resultados.

DATO

  • En el Carnaval de Río de Janeiro participan alrededor de 70 mil personas.

Te puede interesar