Dominique Strauss-Kahn sigue envuelto en escándalos sexuales. (AP)
Dominique Strauss-Kahn sigue envuelto en escándalos sexuales. (AP)

El ex jefe del Fondo Monetario Internacional () será juzgado por cargos de proxenetismo por una corte de .

La decisión se da tras una investigación sobre fiestas sexuales en las que participaba Strauss-Kahn, cuyas aspiraciones a ser presidente de Francia terminaron por otro escándalo sexual en 2011.

Los fiscales de la ciudad de dijeron que los jueces habían establecido que Strauss-Kahn, quien era investigado en el caso desde 2012, debería ser juzgado por una corte penal.

"No estamos en la esfera de la ley, estamos en una ideología. Estamos enviando a alguien a la corte por nada", protestó Henri Leclerc, uno de los abogados del ex jefe del FMI.

El caso Carlton, denominado así por un hotel en Lille, investiga fiestas sexuales a las que Strauss-Kahn, de 64 años, reconoció haber asistido, aunque dijo que no sabía que las mujeres que participaban eran prostitutas.

Strauss-Kahn está acusado de "proxenetismo agravado".

Bajo la legislación francesa, el proxenetismo es un delito amplio que incluye ayudar o alentar la actividad de la prostitución.

La acusación contra Strauss-Kahn es una forma más grave del delito porque implicó a más de una prostituta.

El delito es castigado con un máximo de 10 años de cárcel y una multa de 1.5 millones de euros (US$2 millones).

El exministro de Finanzas de Francia renunció a su puesto como jefe del FMI en 2011 tras ser en Nueva York, cargo que se retiró posteriormente.