(Internet)
(Internet)

Un equipo internacional de astrónomos localizó por primera vez azúcar en una estrella joven y similar a nuestro Sol, situada a 400 años luz, según informaron los investigadores en un comunicado difundido hoy por el Observatorio Europeo Austral () en Garching, Alemania.

El descubrimiento se realizó a través del radio observatorio Alma y muestra que ese elemento fundamental para la vida ya existe en sistemas solares en formación, explicó el equipo de Jes Jorgensen, del de Copenhague.

"En el disco de gas y polvo que rodea la nueva estrella encontramos glicolaldehído", citó la ESO a Jorgensen. "Es un tipo de azúcar sencillo no tan diferente del azúcar que echamos al café", agregó.

"Esta molécula es uno de los componentes del (ARN), que a su vez es una de las bases fundamentales de la vida", explicó Jorgensen.

El ARN puede encontrarse en la herencia genética de algunos virus y participa en la lectura genética de las formas de vida más complejas.