Una de las orcas atacó a uno de sus entrenadores en febrero de 2010. (ABC.es)
Una de las orcas atacó a uno de sus entrenadores en febrero de 2010. (ABC.es)

La organización protectora animal demandó al famoso parque acuático estadounidense , en nombre de cinco orcas, por forzar a los cetáceos a vivir en tanques inadecuados y por el trato "esclavizante" que reciben en sus instalaciones de California y Florida, informó la cadena BBC.

Es la primera vez en la historia de EEUU en que se dirimirá si los animales gozan de la misma protección constitucional que los seres humanos con respecto a la esclavitud. El juez de distrito Jeffrey Miller, que dará a conocer su decisión más adelante, mencionó sus reparos sobre si los mamíferos podrían ser representados como demandantes en la tramitación de un juicio.

Los organizadores de la campaña, que no creen que los cachalotes vayan a conseguir su libertad, están contentos con que el caso haya llegado aunque sea a la sala de un tribunal. La demanda invoca la 13ª Enmienda de la Constitución estadounidense, que abolió la "esclavitud o servidumbre involuntaria".

Sin embargo, los abogados de SeaWorld no lo consideran de esa forma. "Ni las orcas ni ningún otro animal fueron incluidos en el (Declaración de Independencia) cuando se adoptó la Constitución", expresó Theodore Shaw, defensor del parque marino, ante el tribunal de San Diego que examina el caso.

Las cinco orcas demandantes responden a los nombres de Tilikum y Katina (SeaWorld Orlando) y Kasatka, Corky y Ulises (SeaWorld San Diego). El primero de ellos ahogó a su entrenador en febrero de 2010, hecho que originó que en los parques acuáticos de Florida se prohibiera a los empleados entrar al agua para realizar juegos con estos animales.