(Reuters)
(Reuters)

La Policía de detuvo en la ciudad de a más de 400 miembros de la secta cristiana "Dios Todopoderoso", que predice cataclismos para este viernes 21, que coincide con .

"Hasta ahora, más de 400 miembros de la secta Dios Todopoderoso fueron detenidos, varias de sus guaridas fueron destruidas, más de 5,000 banderolas, CDs, DVDs y libros, así como ordenadores, impresoras, megáfonos, celulares y 'walkman' fueron decomisados", según la televisión nacional . El número de detenidos fue confirmado por un portavoz de la Seguridad Pública.

Los días 5 y 6 de diciembre, ocho "incidentes" se produjeron en la capital de la provincia, , así como en Golmund, durante los cuales miembros de la secta hicieron "propaganda ilegal" y provocaron "disturbios en reunión pública".

Para las autoridades de Qinghai, la lucha contra esta secta también "está profundamente vinculada a la lucha actual contra las inmolaciones" de tibetanos y constituye un elemento importante del trabajo destinado a "mantener la estabilidad" de las autoridades.

La secta "Dios Todopoderoso" llamó a sus miembros a derrocar al , calificado de "gran dragón rojo" y jura a sus fieles que una nueva era, presidida por un Cristo femenino, que ha llegado en el centro del país.

"Un gran ojo fue observado en el sol el 9 de diciembre en Pekín, y el Cristo femenino se manifestó. Violentos tsunamis y sismos se producirán en todo el mundo", según un mensaje de la secta.

El grupo también ha sido acusado de secuestrar y golpear cristianos para obligarlos a adoptar su fe.