Desde el inicio de la huelga 157 personas han sido asesinadas en Bahía. (Reuters)
Desde el inicio de la huelga 157 personas han sido asesinadas en Bahía. (Reuters)

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Grupos de paramilitares aprovechan la que realiza la Policía Militar desde el pasado 31 de enero en , para exterminar mendigos, adictos a las drogas y cabecillas de grupos delictivos en barrios periféricos, informó la Policía Civil.

En declaraciones que divulga hoy el diario Folha de Sao Paulo, el director del Departamento de Homicidios y Protección a la Persona, Arthur Gallas, las 'milicias' están aprovechando la reducción del patrullaje policial que provocó la huelga para "limpiar el área y matar a quienes estaban molestando".

Según arrojaron investigaciones realizadas por el servicio de inteligencia de la Policía Civil, de los 157 homicidios que tuvieron lugar en Salvador y la región metropolitana desde que comenzó la paralización en demanda de mejoras salariales, al menos 38 fueron perpetrados por agentes policiales.

Según Gallas, existen 'evidencias' de que las milicias, grupos de paramilitares financiados por comerciantes para mantener el orden, vienen operando en el Suburbio Ferroviario, populoso y violento aglomerado de favelas de Salvador, entre otras regiones.

El viernes, la Policía Civil detuvo a dos agentes de la policía militarizada bajo sospecha de que integran un escuadrón responsable por la matanza de cinco "sin techo". Otros dos presuntos participantes de la masacre están fugitivos.

Los exterminios siguen un mismo padrón, añade el rotativo. Las víctimas son sorprendidas por la noche, en la calle, por hombres armados con pistolas calibre 38 o 40, que son las que usa la policía en Bahía. Los "milicianos" llegan al lugar en automóviles, en grupos de entre tres y seis personas, y abren fuego contra las víctimas.

Comerciantes que pidieron no ser identificados dijeron al rotativo que la 'protección' que ofrecen los paramilitares cuesta entre 20 y 100 reales (11,6 y 58,1 dólares) por semana. Algunos de ellos denunciaron que pagan por la protección porque se sienten presionados por los propios paramilitares a hacerlo.

La huelga de la Policía Militar ocurre en Salvador cuando faltan pocos días para que comience uno de los carnavales más largos y concurridos de . Tropas del ejército fueron enviadas a la capital provincial para patrullar las calles, en las que a falta de vigilancia se desató una que dejó en pánico a la población.

Los huelguistas anunciaron en la noche del viernes que por el momento no piensan terminar con la movilización. En tanto, las autoridades estiman que el movimiento viene perdiendo fuerza y tiende a extinguirse.