La Fiscalía presentó cargos contra Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff por el caso Petrobras (AFP).
La Fiscalía presentó cargos contra Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff por el caso Petrobras (AFP).

El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, denunció a los ex presidentes y ante el Tribunal Supremo de Justicia por el delito de asociación ilícita para delinquir en un caso relacionado con la red de corrupción descubierta en .

La demanda presentada por la Fiscalía incluye a la senadora Gleisi Hoffmann, presidenta del Partido de los Trabajadores, al que pertenecen Lula y Rousseff.

La denuncia se desprende de una investigación que analiza si el Partido de los Trabajadores, al que pertenecen Lula y Rousseff, formó parte de una organización criminal para desviar dinero de Petrobras.

Junto con los ex presidentes, se denunció también a la senadora Gleisi Hoffmann (presidenta del movimiento político), los ex ministros Antonio Palocci, Guido Mantega, Edinho Silva y Paulo Bernardo —esposo de Hoffmann—, y al ex tesorero del Partido de los Trabajadores, Joao Vaccari Neto.

Según el fiscal, estos miembros del Partido de los Trabajadores son sospechosos de "promover, constituir, financiar o integrar, personalmente o por terceras personas, organización criminal". Este ilícito es sancionado con pena privativa de libertad de tres a ocho años más una multa. 

La denuncia indica que entre 2002 y 2016 los acusados "integraron y estructuraron una organización criminal, con actuación durante el periodo en que Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff fueron titulares de la Presidencia de la República, para cometer una serie de delitos, en especial contra la administración pública".

Janot sostiene en su denuncia que el Partido de los Trabajadores es "parte de una organización criminal única", que congrega a varios partidos, incluido el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el actual presidente Michel Temer.

Cabe precisar que la denuncia fue remitida al Tribunal Supremo de Justicia debido a la condición de inmunidad parlamentaria que tiene la senadora Gleisi Hoffmann.