Madoff es el reo 61727-054 en el Complejo Correccional Federal de Butner. (nymag.com)
Madoff es el reo 61727-054 en el Complejo Correccional Federal de Butner. (nymag.com)

La vida da vueltas, reza un dicho. Y Bernard Madoff lo sabe mejor que nadie. De haber sido una de los hombres más poderosos y multimillonarios del mundo, ahora solo gana US$40 al mes en la prisión en la que cumple una condena infinita.

El exmagnate de Wall Street cumple una sentencia de 150 años después de declararse culpable, en 2009, de desviar US$17,500 millones de miles de inversionistas a los que timó con un . Su pena termina en el 2139.

Madoff hizo grandes esfuerzos para dejar a su familia al margen de sus fechorías financieras, pero no resultó: su hijo mayor, Mark, se ahorcó en el segundo aniversario del arresto de su padre, en 2010.

"Fui el responsable de la muerte de mi hijo y eso es muy, muy difícil", dijo. "Yo vivo con eso, vivo con el remordimiento, con el dolor que le causé a todos, a mi familia, y a las víctimas", agregó.

Ahora pasa sus días cuidando el teléfono y los sistemas informáticos de una cárcel federal en Carolina del Norte, donde cumple condena. "Por lo general estoy despierto a las 4:30 de la mañana porque no puedo dormir", dijo Madoff, de 75 años.