La Cámara de Diputados de Argentina aprobó hoy por amplia mayoría el proyecto de ley impulsado por el gobierno de para la expropiación del 51% de las acciones de YPF, en manos de la petrolera española Repsol, luego de que .

La nacionalización de dicha empresa, privatizada en la década de 1990, fue aprobada con 207 votos a favor, 32 en contra y seis abstenciones, luego de .

A partir de este momento, del total de acciones expropiadas, el 51% quedará bajo control del Estado y 49% se distribuirá entre las provincias productoras de petróleo. conservará un minoritario 6.43%.

Para justificar la expropiación, Fernández sostuvo la necesidad de lograr el autoabastecimiento de hidrocarburos, a fin de sostener el crecimiento económico. Además, acusó a Repsol de no invertir lo suficiente y haber girado excesivos dividendos al exterior, lo cual niega la compañía.

Una vez aprobada la iniciativa, el Parlamento estalló de alegría. Luego, el vicepresidente del mencionado país, , se unió a los festejos.