, seleccionador de , reconoce del exigente desafío que asumirán sus dirigidos ante en la final del . Sin embargo, tiene clara la fórmula para consagrarse en Rusia 2018.

Tras coronarse como capitán de 'Les Bleus' en 1998, el estratega galo es consciente que su equipo deberá jugar con "serenidad, confianza y concentración" para vencer en Moscú; resultado que lo convertiría en el tercer personaje de la historia que conquista la Copa como jugador y técnico, igualando a Mario Zagallo y Franz Beckenbauer.

"No hay nada mejor ni más bonito como jugador que una final de la Copa del Mundo", señaló Deschamps, destacando que ha intentado transmitirle a los jugadores que "están probablemente ante el partido más bonito de sus vidas". "Es un privilegio jugar este partido", agregó el experimentado entrenador francés este sábado en conferencia de prensa.

Posteriormente, resaltó la capacidad de los balcánicos. "La calidad del equipo croata es evidente. Tiene jugadores experimentados, que compiten en algunos de los clubes más importantes del mundo y con un gran recorrido con el equipo nacional. Por nuestra juventud, siempre nos hemos enfrentado a equipos con más experiencia y más partidos", sentenció.