Fue detenido la semana pasada en su casa junto a dos modelos y una gran cantidad de droga bajo la sospecha de ser parte de una red de venta de estupefacientes, pero Carlos Álvarez Arrieta, quien hoy fue trasladado desde la comisaría de Miraflores a la sede del Ministerio Público, sigue negando todos los cargos.

"Yo no he drogado a nadie", dijo cuando abandonaba el lugar donde permaneció recluido desde

Caroline Visser y Orfelina Camargo, las dos chicas que estaban con él, dijeron que el Álvarez, conocido como 'Tío Charlie', , las cuales consumían en su domicilio.