Soberón se defendió de acusaciones y criticó trabajo de Iberico.
Soberón se defendió de acusaciones y criticó trabajo de Iberico.

El exjefe de habló sobre su renuncia y negó que haya sido removido del cargo cuando asumió como primer ministro. Según dijo, uno de los motivos fundamentales fue la desinformación que rodeó al jefe del gabinete, lo que hizo que tuvieran diferencias conceptuales sobre el manejo de la institución.

Organismos como el Proyecto Especial de Control y Reducción de Cultivos de Coca en el Alto Huallaga () y la Oficina Ejecutiva de Control de Drogas () desinformaron a Valdés sobre la propuesta de su gestión y eso originó anticuerpos que terminaron con su alejamiento de Devida, precisó en el noticiero Abre los Ojos.

"Al primer consejo directivo que organicé, el único ministro que asistió fue Valdés. Textualmente dijo 'me comprometo a estar presente en todos los consejos diretivos'. Nunca más volvió a ir ni me atendió", dijo.

La estrategia para combatir las drogas durante su gestión implicaba intervenir en todos los aspectos del problema, sin embargo, su sucesora, Carmen Masías Claux, ha sido restringida únicamente al rol de la prevención, añadió.

"El no entender la naturaleza económica del problema y pensar que solo el garrote va a detenerlo no funciona, eso se demostró en otros paises y aquí también. Nuestras estrategias en 30 años han sido un fracaso, no hemos dominado ninguna de las causas: consumo, crecimiento ni producción", subrayó.

CRUCE DE PALABRASEn otro momento, Soberón tuvo un intercambio de adjetivos con el congresista , quien denunció en Devida durante su gestión. El legislador había dicho previamente que se incorporó a 75 personas con sueldos muy altos a dicha institución.

Soberón respondió que durante el tiempo que estuvo al frente de Devida solo ingresaron a trabajar 46 personas, y que hicieron uso de 116 de las 123 plazas que tenían presupuestadas por ley. Además, negó que los sueldos de estos se incrementaran durante su gestión, pues esa función no le corresponde al jefe de esa entidad, y acotó que Iberico se ganaba la vida "mintiendo y difamando".

El parlamentario intervino por vía telefónica en la entrevista a Soberón, dijo que se remitía a los documentos que le habían alcanzado y que el exfuncionario probablemente 'hablaba por la herida', tras salir de Devida. Luego defendió su trabajo y dijo que Soberón se dedica a "defender a productores de coca".

Finalmente, Soberón rechazó tal expresión y volvió a disparar contra Iberico. "Tanto tiempo de estar sentado en una curul le ha hecho perder sus dotes periodísticas", concluyó.