(RPP)
(RPP)

La multó con S/.2,920 a la , ubicada en un conocido centro comercial de la avenida La Marina, debido a que no cumplía con las normas de seguridad que exigen.

Durante una inspección realizada el último martes a la empresa chilena, personal del municipio observó mercadería en los pasillos, lo que impediría una rápida evacuación en caso suceda una emergencia.

Asimismo, en la zona donde se venden productos de audio y video se encontraron enchufes sobrecargados y sin conexión a línea de tierra. "Esto último es muy importante, ya que previene una posible descarga eléctrica hacia una persona", refirió la comuna de San Miguel en un comunicado.

Ripley tiene cuatro días para subsanar las faltas observadas y así solicitar que se levante la orden de clausura.