(USI)
(USI)

Pese a que ayer las autoridades lambayecanas y un grupo de pobladores de firmaron un acta para formar una subcomisión de Medio Ambiente y Minería, con el fin de solucionar el conflicto social originado por el proyecto Cañariaco, de la empresa Candente Copper, los representantes de la comunidad San Juan Bautista que impulsan la protesta contra la actividad minera en dicha localidad, aseguraron que continuarán con el paro indefinido.

Cristóbal Barrios, presidente de la referida comunidad, señaló que ellos no aceptaron firmar el acta porque no se incluyó su pedido de que el proyecto se paralice mientras se resuelve la problemática. Sin embargo, sostuvo que están dispuestos a seguir dialogando.

La referida acta fue suscrita durante la segunda mesa de trabajo para el desarrollo de Cañaris, que se realizó en la Municipalidad Provincial de Ferreñafe, impulsada por la Presidencia del Consejo de Ministros. Mientras el diálogo se mantenía en el local municipal, unas 100 integrantes del Frente de Defensa de Lambayeque realizaron una bulliciosa protesta, exigiendo la paralización del proyecto.

En tanto, la Policía indicó que en la zona de las protestas la situación está tranquila y ha disminuido la cantidad de manifestantes. Además, se han desbloqueado los accesos al distrito. No obstante, la Policía se mantiene alerta ante cualquier situación de violencia.