Manuel Igreda Reáteguicorreo@peru21.com

Treinta personas –entre hombres y mujeres–, realizaron pintas subversivas y amenazaron con armas de fuego a los pobladores de la asociación de vivienda Villa Hermosa, en el anexo 8 de Jicamarca, Huarochirí, tras ingresar a ese lugar, la noche del sábado.

Dirigentes y habitantes del lugar denunciaron que, en realidad, se trataría de una peculiar forma de ahuyentarlos realizada por matones contratados por traficantes de tierras.

Este grupo –vestido, en su mayoría, de negro–, pintó la hoz y el martillo en las paredes de madera de las humildes casas ubicadas en la parte alta del cerro Camote, algunas de las cuales fueron destrozadas por dentro. También colocaron las iniciales PCP, dando a entender que pertenecían al Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso.

ENCAÑONADOSSe desconoce cómo llegaron estos falsos 'terroristas' a Villa Hermosa. Cuando arribaron a la zona, sacaron sus armas para prohibir a los pobladores el ingreso a sus casas.

A muchos les llamó la atención que los intrusos portaran pistolas y retrocargas, mas no armas de largo alcance, "como se les ve en la televisión" a los 'senderistas' en el interior del país. No hacían apología ni pedían la liberación de algún cabecilla.

Algunas viviendas fueron saqueadas. Se llevaron balones de gas, equipos de sonido, televisores, cocinas pequeñas y hasta dinero.

A los pocos minutos de la incursión, llegaron varios efectivos de la comisaría de Jicamarca y se desató una balacera. Este lugar carece de alumbrado público, lo que permitió la fuga de los presuntos subversivos durante el enfrentamiento.

Con la ayuda de los moradores, fueron detenidos seis. Incluso, uno se había escondido en una choza cercana.

TRAFICANTES DE TIERRASPara Ana Crispín, dirigente de la zona, esto se trataría de una maniobra de traficantes de tierras para asustar a los lugareños.

"Hicieron cerca de 20 pintas en distintos predios, mayormente en dos cuadras de la calle Los Ingenieros. Es la primera vez que ocurre esto acá. Se presume que nos quieren amedrentar. Hay personas que quieren molestar simplemente. Aquí hay problemas de terrenos", reconoció.

Crispín aprovechó para pedir mayor seguridad en la zona, la que carece de servicios básicos, como agua potable. "Tenemos una comisaría con 20 oficiales de día y otros 20 de noche. Son buenas personas pero es insuficiente", expresó a Perú21.

Otros pobladores –que no quisieron identificarse, según ellos por temor a represalias–, culparon a los ciudadanos Óscar Mendoza y Santos García Rosales como los organizadores de esta particular intromisión.

Incluso, dijeron haberlos visto tomando cerveza con los 30 invasores antes de asustar a los residentes de Villa Hermosa. "Son sus matones, seguramente", agregaron.

EN INVESTIGACIÓNEfectivos de la Dirección Contra el Terrorismo (Dircote) llegaron al lugar, así como representantes del Ministerio Público para iniciar las investigaciones.

Entre tanto, el director de la Policía Nacional, general Raúl Salazar, dijo que no podría adelantar información alguna referente a este caso porque todo está en manos de la Fiscalía.

DATOS

- Un muerto y seis heridos, ente ellos dos agentes, dejó el enfrentamiento entre invasores de tierras y la Policía Nacional en la zona Media Luna, en Jicamarca. Ocurrió en febrero.

- Efectivos de la comisaría de la zona tuvieron que usar, en aquella oportunidad, bombas lacrimógenas para sacar a los intrusos, los que habían ocupado un terreno de aproximadamente dos hectáreas.

- El fallecido se llamaba Eusebio Ruiz Jurado (40). Murió por impacto de bala en su pecho, tras acudir a la invasión de terrenos.