Una niña de 12 años terminó con el rostro ensangrentado, luego de que su propio padre le cortara la frente con una tabla porque no quiso ir a comprar una cerveza. El hecho ocurrió en la urbanización Garatea de .

El sujeto, identificado como Juan Carlos Montes (42), llegó ebrio a su vivienda, donde exigió a sus hijos a ir a comprar más botellas de cervezas para continuar bebiendo, y tras la negativa de los pequeños reaccionó salvajemente.

Al lugar llegaron agentes del serenazgo, quienes rescataron a la menor y a su hermano de 10 años, informó Primera edición.

El agresor fue trasladado a la comisaría del distrito donde negó la agresión. Horas después de su detención, la fiscalía lo puso en libertad luego de que su esposa desistiera de poner la denuncia correspondiente.