(USI)
(USI)

El fenómeno climático de podría desarrollarse débilmente durante este mes y persistiría desde diciembre hasta febrero, informó el Centro de Pronóstico del Clima (CPC) del Gobierno estadounidense.

"En base a modelos de pronóstico y al calor constante a lo largo del Océano Pacífico, la proyección oficial indica el desarrollo probable de un El Niño débil durante setiembre de 2012, lo que persistirá en el periodo diciembre 2012 hasta febrero 2013", dijo la institución.

Las condiciones para que se produzca el fenómeno se darán en setiembre y octubre tras una situación mayormente neutra en agosto, señaló el CPC. Esto es algo más tarde de que lo que estimó en un reporte del mes pasado, cuando proyectó que El Niño podría influenciar en el clima desde agosto.

Su llegada, que eleva la temperatura de las aguas del Pacífico ecuatorial, incrementa las posibilidades de condiciones favorables para la siembra en pero podría afectar a la agricultura en Asia y África, donde podría dejar a las cosechas sin lluvias.

Un golpe a los rendimientos de las cosechas podría sumar presión a los suministros mundiales de alimentos.