Una madre de familia murió de un disparo en la cabeza y varias personas resultaron heridas la madrugada del sábado luego que unos desconocidos desataran una balacera por una disputa de tierras en la zona de Manchay, en .

El hecho ocurrió en la asociación de viviendas Yarmihuilca, cuando Rosalim Janeth Falcón Albornoz (34), su esposo y unos amigos fueron alcanzados por los disparos al retornar de una fiesta de una fiesta folclórica en los alrededores.

Falcón Albornoz recibió un impacto de bala a la altura de la nuca, que acabó con su vida de forma instantánea. Los proyectiles llegaron a perforar una vivienda que se encontraba cerca. Los vecinos denunciaron que los hampones los atacan a diario a fin de proteger un descampado de la zona.

Los familiares de la víctima acusaron a Fernando Ayala Morales como el responsable de contratar a los facinerosos y de ser un conocido traficante de terrenos, que incluso contaría con antecedentes penales, informó América Noticias.