La modelo venezolana no puso trabas y cooperó a la hora de declarar ante la fiscal. (Kelvin García/USI)
La modelo venezolana no puso trabas y cooperó a la hora de declarar ante la fiscal. (Kelvin García/USI)

La modelo venezolana (32) admitió ante la fiscal adscrita a la comisaría de Miraflores, Jenny Santos, que es consumidora de marihuana y cocaína desde hace 10 años, pero negó que pertenezca a una red de narcotráfico.

Como se sabe, el último lunes, la extranjera fue .

Igualmente, reconoció que sabía de que el sujeto era microcomercializador de drogas, pero dijo que nunca vio una venta de estupefacientes porque, cuando llegaban probables compradores a la casa, 'Tío Charlie' la enviaba a una habitación.

También aseguró que nunca ha ejercido la prostitución y que está arrepentida del escándalo, sobre todo porque tiene un pequeño hijo. En diciembre pasado, precisó, hizo su último trabajo como modelo: una sesión fotográfica para una conocida marca de ropa.

LA OTRA DETENIDALa otra implicada en el caso, la colombiana Orfelia Camargo Chavarro (29), contó que vivía en la casa de 'Tío Charlie', a diferencia de Visser, quien "iba de vez en cuando".

A la colombiana se le hallaron varias fotografías íntimas con Álvarez Arrieta, sujeto al que acusó de haberle pegado y prohibido que buscara trabajo, con lo que la obligaba a estar en la vivienda.

HALLAZGOS SEXUALESEl mayor Carlos Castañeda Rojas, de la comisaría de Miraflores, contó que a 'Tío Charlie' se le tomaron huellas dactilares para enviarlas a la Interpol. Además, dijo que en la casa del individuo se encontró látigos y esposas usados para juegos sexuales.

En la mañana de hoy, Carlos Álvarez rendirá su manifestación ante la fiscal Jenny Santos.