Luego de que fuera , por estar involucrado en un caso de comercialización de drogas, Luis Manarelli fue trasladado de Requisitorias al Poder Judicial del Callao.

Mientras era llevado a la carceleta, el exintegrante del clan 'Calígula' se puso en el papel de afectado. "Soy una víctima de todo esto, espero que se arregle temprano", declaró brevemente a la prensa. Ayer, sin embargo, se mostró prepotente.

Cuando le consultaron sobre dónde estuvo todo este tiempo, desde que se dictó su orden de captura en junio de 2009, solo señaló que se mantenía "escondido en su casa".

Mannarelli, quien además es tío de la exprocesada por el caso Fefer, Liliana Castro, es acusado de tener vínculos con el sicario colombiano Alejandro Trujillo Ospina, aunque la imputación quedó sin efecto.