Liliana Castro Manarelli, quien junto a y son acusados de la muerte de la empresaria , rompió en llanto, sobre todo cuando se refirió a la hija de la víctima, durante el interrogatorio de hoy realizado por la Segunda Sala Penal.

"Nuestra vida sentimental ha sido muy fuerte, muy grande. Cuando terminamos nos seguíamos amando. Mi estadía en la casa de Paul Harris no era porque estaba con ella, sino por lo que sentíamos", expresó la joven, citada por ATV+.

En la audiencia, la expareja de Eva reiteró que no se benefició económicamente con el traspaso del 50% de las acciones de Inmobiliaria Sideral y que este se hizo para que "no se pierda la sociedad anónima".

El próximo miércoles 6 de junio se programó el interrogatorio a Bracamonte en presencia de Castro y Trujillo.