El río Chillón sufre una grave contaminación debido a los desperdicios y los residuos médicos utilizados en hospitales que fueron hallados en su cauce, a la altura del distrito del Carabayllo.

Vecinos de la cooperativa agraria San Diego expresaron su preocupación por esta situación y denunciaron que ninguna autoridad ha recogido las denuncias de este hecho que hicieron hace más de una semana.

Entre los residuos médicos que se hallaron en la margen derecha de la ribera del río había jeringas con restos de sangre, guantes descartables, agujas, gasas usadas, pañales, mandiles manchados, entre otros.

En uno de los paquetes había una nota de enfermería del Hospital Hipólito Unanue, ubicado en El Agustino, aunque los desperdicios también podrían provenir de los nosocomios de Collique o Puente Piedra.

Amancio Navarro, un poblador de la zona, denunció en RPP que hace 11 días vio sacos flotando por el río. "Cuando no llega la cisterna, utilizamos para tomar esta agua. La destilamos y hacemos hervir", refirió, tras señalar que policías del distrito tomaron notas y luego retirarse.

Otro poblador contó que el agua del río es utilizada para regar huertas, sembríos, lavar ropa o incluso bañarse. En tanto, Navarro acotó que los productos agrícolas son distribuidos en mercados mayoristas y minoristas del cono norte.

ALISTAN DENUNCIA PENALEl viceministro de Salud, José del Carmen Sara, dijo que ante este hecho "corresponde es una denuncia penal, más allá de la resolución del contrato, de la sanción que implica propiamente este incumplimiento".

El funcionario informó que la empresa encargada de los residuos del nosocomio Hipólito Unanue es Global Servicio Integral Médico S.A. Explicó que las empresas que brindan estos servicios tienen que seguir un protocolo, pero que en este caso hay exposición de personas al peligro. "No es la primera vez que esto ocurre", acotó.