Tiene solo 15 meses de edad, pero ya se ha convertido en la manzana de la discordia entre un exsacerdote y su antigua pareja. Ambos se están peleando la tenencia de su hijo luego de haber terminado su relación y cada uno esgrime argumentos diferentes.

Óscar Antonio Cáceres Pompa, antiguo capellán de un colegio en Chimbote, separó a su hijo de su madre y expareja, Rosa Reyes Agüero, porque ella supuestamente no lo cuida bien. "Tiene desnutrición crónica y tiene anemia, eso como padre me preocupa", dijo.

Sin embargo, la madre señala que el exsacerdote se llevó a su hijo el viernes pasado porque ella no quiere retomar la relación sentimental que lo hizo apartarse de los hábitos y concebir al pequeño, pero Cáceres asegura que se llevará el caso hasta el juez de familia para que la justicia decida el futuro del pequeño.