Vecinos de San Juan de Miraflores acusaron a Miluska Oropeza Huaynes (26) de dirigir un laboratorio de medicinas clandestino en el tercer piso de un inmueble ubicado en la cuadra 12 de la avenida Víctor Iglesias, en el mencionado distrito.

Los moradores señalaron que en el lugar se preparaban fármacos sin las mínimas medidas de protección, los cuales ya han afectando a más de 15 niños de la zona, informó el noticiero 90 Segundos.

Cansados de los terribles olores que emanan del inmueble, los vecinos decidieron denunciar a Oropeza Huaynes en la comisaría del distrito, pero cuando llegaron, un mayor de apellido Huamán les dijo que no había nadie y que no sabía nada del asunto. Sin embargo, minutos después, la acusada salió de la dependencia donde fue a rendir su manifestación sobre el caso.

Pese a que Oropeza Huaynes dijo que desde hace seis meses el laboratorio dejó de funcionar, fotos tomadas hace tres días por los vecinos muestran a camiones dejando insumos para elaborar fármacos. La Policía ya investiga el caso.