(lostiempos.com)
(lostiempos.com)

La embajadora del Perú en La Paz, Silvia Alfaro, negó ante el gobierno de Evo Morales que militares peruanos hayan incursionado en territorio boliviano para llevarse maquinaria de los campesinos y mineros.

El ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, dijo que la diplomática le informó por teléfono que sí hubo una intervención contra la minería ilegal en el lado peruano de la frontera, pero rechazó las versiones de la supuesta incursión en zona boliviana.

"Nos señaló que más bien se estaría realizando explotación aurífera ilegal en un área correspondiente al territorio peruano, lo cual habría sido el motivo de la intervención policial militar fronteriza del Perú, pero que de ninguna manera habrían invadido territorio boliviano", agregó Romero a la agencia estatal ABI.

Mineros e indígenas aimaras denunciaron ayer en La Paz que tropas peruanas pasaron la frontera el viernes, cerca de la localidad de Suches, y se llevaron camiones y tractores.

Los afectados se manifestaron ante la embajada de Lima en Bolivia, cuyos ministerios de Gobierno y de Relaciones Exteriores enviaron hoy una comisión oficial hasta ese lugar para investigar las denuncias.

"Confiamos en que en el ambiente estrictamente diplomático se puedan esclarecer las controversias existentes sobre Suches", dijo el ministro a los periodistas.

El viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, dijo en rueda de prensa que investigan además una versión en sentido de que la maquinaria estaba en Perú, pero sus propietarios la trasladaron a Bolivia cuando se enteraron del operativo.

También indagan si fiscales y agentes de Perú que tenían la orden de secuestrar esos equipos ingresaron a Bolivia para hacer su trabajo, pero sin percatarse de que cruzaron el límite.