La destrucción de una de las siete pirámides del , en , es "un daño irreparable a la historia peruana", aseguró el arqueólogo Marco Guillén, director del proyecto de investigación y puesta en valor del complejo arqueológico.

El sábado pasado, un grupo de trabajadores de construcción civil ingresó clandestinamente al complejo El Paraíso y, con una pala mecánica y una excavadora, destruyó e incineró una pirámide de 6 metros de alto y más de 2,000 m² de extensión.

El Paraíso es un complejo de más de 64 hectáreas y es casi tan antigua como (2000 a.C. a 3000 a.C.). La zona fue declarada Patrimonio Cultural hace diez años.

"No vamos a poder conocer de qué manera estaba construida, qué material se albergab,a y de qué manera esa sociedad, en esta parte de la pirámide, se comportaba. Es prácticamente un daño irreparable", sostuvo el especialista Guillén.

El ya realizó la denuncia penal contra las inmobiliarias Alisol S.A.C. y Compañía Promotora Provelanz E.I.R.L, quienes estarían detrás del ataque.

El alcalde de San Martín de Porres, informó que estas empresas han sido multadas con dos UIT, es decir, S/.7,400. La comuna también presentará una denuncia.