Personal de la junto a 200 serenos y 500 policías desalojaron esta madrugada a cientos de comerciantes informales que ocupaban más de 25 cuadras, desde el final de la avenida Javier Prado hasta la autopista Ramiro Prialé.

Cerca de 500 comerciantes fueron desalojados con ayuda de dos cargadores frontales y cuatro montacargas. La medida se dio como parte de la ejecución de obras de la prolongación de dichas avenidas.

Funcionarios municipales señalaron que los ambulantes ya habían sido retirados anteriormente de otra zona, pero se ubicaron nuevamente en otro sector de la vía pública.