Alcalde del Rímac, Enrique Peramás, dice que 80 mil vecinos no pueden movilizarse por falta de unidades. (Mónica Palomo/Frecuencia Latina)

Sigue el malestar en el segundo día de implementación del . A las 6:00 a.m., usuarios del distrito del denunciaron que los buses no llegaban al paradero Amancaes, punto de partida del eje .

Así lo constató un reportero de Canal N, quien señaló que los vecinos de la zona que utilizan el servicio debían caminar por cerca de 40 minutos para abordar las unidades del nuevo eje vial, que será gratuito durante el mes de septiembre.

Desde las 7:00 a.m., taxis colectivos ofrecían sus servicios en el paradero Virú, en el Rímac, pese a que su circulación fue prohibida por la .

De otro lado, usuarios de las rutas 301 y 304 lamentaron las largas colas y que los buses pasaran siempre llenos. También señalaron que los orientadores no tienen autoridad para llamar al orden a los usuarios que generan desorden en los paraderos.

COLAS DE HASTA 3 MANZANASAl promediar las 7.30 a.m. llegaron los primeros buses azules al parque Felipe Pinglo Alva, en el cruce de las avenidas Amancaes y Alcázar, en el . Pasajeros insatisfechos formaron colas de hasta 3 manzanas alrededor del área verde.

En tanto, el alcalde del Rímac, , señaló que 80 mil vecinos de su distrito se ven afectados con la falta de buses. "Nadie está en contra de la reforma del transporte, pero queremos que la Municipalidad de Lima entienda que los vecinos rimenses no tienen como movilizarse", dijo a RPPTV.

Peramás agregó que usuarios pierden tiempo para desplazarse hacia sus trabajos, y que están expuestos a la inseguridad, debido a que no existen orientadores por la zona.