Los cabecillas de la banda que cayó con camuflada en tanques de oxígeno y balones de gas de un yate en marzo pasado, caso en el que está involucrado Philip Austin Collins, sobrino del cantante Phil Collins, han sido detectados en el Reino Unido y se espera que sean ubicados pronto por la .

En declaraciones a América Noticias, Manuel Castro, fiscal del Crimen Organizado, explicó que los tres británicos involucrados ingresaron al país por medio del Yatch Club del Callao y que su tránsito no tuvo el respectivo control de migraciones ni policial, lo que empeoraría su situación en el proceso que se les sigue.

En ese sentido, Jorge Chávez Cotrina, director de la mencionada dependencia, anunció que se espera a que los integrantes de la banda y de otros casos emblemáticos, como el de Fernando Zevallos y Luis Valdéz, reciban sentencias múltiples por narcotráfico y lavado de activos.