(USI)
(USI)

El inicio de la temporada de verano atrae a cientos de jóvenes y estudiantes a las playas del sur de Lima. Sin embargo, las bandas que trafican con drogas también aprovechan esta época para alquilar casas y departamentos, de entre los US$6 mil a US$8 mil, para convertirlos en centros de distribución de su ilegal mercancía.

Fuentes policiales que cita El Comercio revelaron que los principales puntos donde los comercializadores de estupefacientes se instalan para establecer sus operaciones son las playas de Punta Hermosa, Los Pulpos (Lurín), San Bartolo, playa Arica, Santa María, Pucusana y Bujama.

Asimismo, un informe de inteligencia de la División Territorial Sur de la Policía da cuenta que durante la estación veraniega operarán unas 14 grupos de proveedores de cocaína, éxtasis y en menor medida marihuana, en los 18 balnearios del sur de Lima.

A una de estas organizaciones pertenecía Luis Mannarelli, exintegrante del clan "Calígula", quien fue . Sin embargo, sus cómplices ahora son los que están a cargo del ilícito negocio.

Bandas como Los Gallos (Punta Hermosa, San Bartolo y Pucusana), otra encabezada por el 'Ciego' (Bujama, Asia y León Dormido), 'Negro Luto' (Punta Hermosa, Punta Negra, Santa María y El Silencio), 'Joven Álex' (El Silencio, La Ensanada, León Dormido y Asia), 'Negro Hugo' (Arica, Los Pulpos, caballero, Punta Negra y San Bartolo), entre otros, se movilizan durante el invierno en discotecas de San Isidro, Miraflores y Surco; pero en verano, se mudan a los balnearios del sur para buscar a jóvenes clientes.

Las autoridades tienen identificados a los cabecillas, así como a muchos de los integrantes de estas bandas, pero por razones estratégicas no hacen públicos sus nombres para evitar que se fuguen antes de que los capturen.

DATOS

- Los vendedores de droga en los balnearios del sur son conocidos como 'dealers', quienes operan en clubes nocturnos y discotecas.

- Una modalidad que también se emplea es la del 'delivery', en la que un motociclista hace la entrega de los estupefacientes al cliente de turno.

- La Policía señala que en los últimos años se ha masificado la venta de éxtasis (anfetaminas) debido a su bajo precio.