El choque entre dos vehículos que la madrugada de ayer, en el Callao, podría quedar impune gracias a que el causante del accidente habría sido encubierto por su padre, un comandante de la Policía.

Según el parte policial de la comisaría de Carmen de la Legua, el conductor del vehículo que provocó el choque al ir en excesiva velocidad era Carlos Chávez Padilla, de 23 años, y se encontraba en estado de ebriedad.

Él iba acompañado de Christian Torres Quispe (33) y de Katherine Magallanes Barreto (19), quien sufrió un traumatismo encefalocraneano y fue trasladada a una clínica. Tras la colisión, otro auto condujo a los dos jóvenes a la comisaría.

El hombre que los trasladó fue identificado como Carlos Chávez Fernández, padre del joven conductor, quien labora como jefe de la Dirección de Robo de Vehículos en el Callao. Habría intentado librar de culpabilidad a su hijo.

En tanto, los familiares de la víctima exigen justicia para que el conductor ebrio reciba la sanción respectiva.