Ante el inicio de clases, previsto para el lunes 12 de marzo en las colegios del Estado, el Programa de Supervisión a Instituciones Públicas del detectó que 21 de los 81 centros educativos públicos de esa zona de la capital presentan deficiencias.

El gerente distrital de , Mario Casaretto, precisó que la mayoría de estos locales presenta problemas en su infraestructura. Recordó que las construcciones en el Cercado son –en su mayoría– antiguas y hechas a base de adobe, quincha y madera, siendo esto un riesgo para los alumnos.

Por esta razón, agentes de Defensa Civil, en conjunto con la Unidad Educativa Local N° 3 y la realizarán el seguimiento respectivo para que subsanen estas irregularidades. Las escuelas tienen plazos definidos para solucionarlas, de lo contrario serían multadas.

“Las instituciones educativas tienen entre 60 a 90 días para, de acuerdo a su presupuesto, para corregir las observaciones de riesgo medio detectadas. De no hacerlo, las observaciones pasarán a ser de alto riesgo y se les impondrán multas de 2 Unidades Impositivas Tributarias (S/8,300), a través de la Gerencia de Fiscalización y Control, que procederá al cierre de los colegios”, enfatizó Casaretto.

Además, el funcionario aseguró que existe un progreso en el levantamiento de observaciones, ya que en el último año el 80% de ellas han sido regularizadas.

Los controles continúan en el centro educativo N° 1038, María Parado de Bellido, ubicado en la cuadra siete del jirón Áncash, donde personal de Defensa Civil y Prevención del Riesgo de Desastres dio a conocer los resultados obtenidos hasta la fecha.