Mañana volverá a la sala. (César Fajardo)
Mañana volverá a la sala. (César Fajardo)

, procesada por ser la presunta autora intelectual del crimen de su madre, la empresaria , negó que hayan existido conflictos entre ambas.

"El único problema es que yo quería hacer mi vida en Israel, pero ella quería que me quedara trabajando en la empresa o estudiando", respondió ayer al representante del Ministerio Público.

Durante la audiencia, a cargo del Colegiado B de la Segunda Sala Penal, la acusada insistió, en varias oportunidades, que la relación que tenía con su progenitora era buena, a pesar de que esta tenía carácter fuerte. La diligencia fue suspendida hasta mañana, a las 9:30 a.m.

Al respecto, , amiga de la procesada, calificó como "agresivo" y "maleducado" al fiscal que tienen a su cargo del caso.

Consideró que el magistrado está tergiversando el testimonio de una allegada de la víctima para invadir la intimidad de la fallecida.