A través de un video, la modelo venezolana desmintió los rumores de que habría recaído en las drogas y aseguró que no se encuentra secuestrada, tal como se especuló tras por su amigo y productor teatral, Richard Torres, el mismo que se encargó de .

"Hola amigos, les habla Caroline Visser. Les hablo desde la clandestinidad puesto que se ha vociferado temas ajenos a mi voluntad, diciendo que estoy secuestrada por gente de mal vivir, lo cual estoy viendo acá en la prensa de hoy, día viernes 30 de agosto, en el reportaje que le hacen a Richard Torres difundiendo que estoy drogándome y en la mala vida", indicó Visser.

El material fue grabado el pasado viernes (como ella misma aseguró mostrando la portada de un diario de aquel día) con un celular y difundido hoy por el noticiero Sétimo Día de Frecuencia Latina.

"Quiero afirmar con este video de que estoy muy bien, me encuentro muy bien y que estoy con una familia de hogar, gente de familia, celebrando la misa de Santa Rosa de Lima y sin drogarme, muy feliz pero a la vez muy consternada por todos estos comentarios", dijo la venezolana.

"Les agradezco su preocupación y su apoyo incondicional. Gracias. Ya luego emitiré con mi abogado todos los casos. Hasta luego", sentenció.

Visser, como es público, está sumergida en el consumo de drogas e, incluso, estuvo recluida en un penal por sus vinculaciones con Carlos Álvarez Arrieta, más conocido como , procesado por ser el presunto cabecilla de una organización dedicada a la venta de estupefacientes en las discotecas del sur de Lima.