(USI)
(USI)

Luis Francia, integrante del Programa de Asuntos Penales y Penitenciarios de la Defensoría del Pueblo, denunció que la sobrepoblación, la falta de personal y la infraestructura son los problemas más graves del Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima, antes conocido como 'Maranguita', que adquirió notoriedad luego que el sicario de 17 años conocido como .

"El hacinamiento en dicho centro de rehabilitación origina constantes conflictos entre los muchachos", dijo al explicar que el Poder Judicial registró, hasta abril del 2011, un total de 749 adolescentes cuando el local solo tiene capacidad para 370 internos.

Asimismo, el número de profesionales no se da abasto. Actualmente hay 97 educadores sociales con turnos de 24 y 48 horas, 12 asistentas sociales, 15 psicólogos, 2 médicos y odontólogos, un psiquiatra, 35 profesores y 35 profesores de taller.

"Debe ampliarse la infraestructura para los adolescentes, como dormitorios, talleres, así como las oficinas y ambientes donde los profesionales realizarán las terapias y programas de rehabilitación", añadió.

Varios cuartos están inhabitables porque tienen techos dañados. La edificación tiene 60 años de antigüedad.

Por último, recomendó mayor vigilancia policial al exterior del centro de rehabilitación para evitar fugas, "pero de ninguna manera estamos proponiendo el contacto constante de los efectivos policiales con los adolescentes", aclaró.