Un fuerte dolor abdominal persistente puede ser un síntoma de cáncer de colon y recto. (Difusión)
Un fuerte dolor abdominal persistente puede ser un síntoma de cáncer de colon y recto. (Difusión)

Este 31 de marzo se celebró el Día Mundial contra el Cáncer de Colon y Recto. La fecha se estableció con el propósito de informar y concienciar a la población sobre la importancia de adoptar hábitos de vida saludable para prevenir este tipo de cáncer.

El oncólogo Mauricio León Rivera, director médico del Centro Detector del Cáncer, señaló a Perú21 que, aunque no existen cifras oficiales de la enfermedad, se estima que cada año se presentan más de 3,000 casos nuevos de cáncer de colon y recto, y unas 600 personas mueren por el mal.

"Actualmente en Lima es el quinto cáncer más frecuente y también el quinto que más mata, pese a que es una neoplasia que se puede prevenir", aseveró.

Con la finalidad de estar atentos y detectar esta enfermedad a tiempo, León Rivera hizo un listado de las 10 cosas que todas las personas deben saber sobre esta neoplasia:

1. El cáncer de colon y recto se presenta cuando las células patológicas en el intestino grueso crecen y se multiplican de forma descontrolada.

2. La enfermedad se inicia con la formación de unos pólipos benignos que poco a poco se van convirtiendo en tumores malignos y su crecimiento puede llegar a causar la obstrucción intestinal y la muerte.

3. Este tipo de cáncer se presenta por igual en hombres y mujeres, generalmente a partir de los 50 años. Es infrecuente en gente joven.

4. Entre algunos de los factores de riesgo que intervienen en el desarrollo de estos tumores están la edad, los antecedentes de enfermedad inflamatoria intestinal o familiares que hayan tenido cáncer, así como una dieta rica en grasas o el abuso del tabaco.

5. En una primera fase, la neoplasia no causa síntomas, cuando estos se presentan es porque el tumor ya creció y requiere de una intervención.

6. En etapas avanzadas los síntomas pueden variar según la localización del tumor: si se sitúa en la parte derecha del colon, el paciente puede presentar una obstrucción y problemas para defecar; pero si se sitúa en la parte izquierda del colon, el paciente presenta sangrado por vía anal al momento de defecar.

7. Otros síntomas pueden ser el cambio en el hábito intestinal persistente por más de cuatro semanas, anemia sin razón aparente, dolor abdominal persistente y baja de peso inexplicable de más del 10% del peso habitual.

8. La prueba más eficaz para prevenir el cáncer de colon y recto es la colonoscopía, que debe realizarse a partir de los 50 años. Con esta prueba se evalúa si dentro del colon existen pólipos que deberían ser extirpados para evitar que con los años progrese hasta convertirse en un cáncer de colon. Estos pólipos se pueden extirpar durante el mismo examen.

9. Si no se puede acceder a la colonoscopía, se recomienda, como una forma de prevención, un examen anual de tacto rectal y la prueba de sangre oculta en heces llamada Thevenon. Sin embargo, si esta prueba da positivo, es obligatorio que el paciente se haga la colonoscopía.

10. Para prevenir el cáncer colorrectal se recomienda mantener un peso saludable, realizar actividad física, incluir en la alimentación diaria frutas, verduras y pescado, reducir el consumo de carnes rojas y procesadas, disminuir el consumo de alcohol, evitar el cigarrillo y hacerse chequeos médicos anuales.

TAGS RELACIONADOS