Ricardo Blume, protagonista de ‘Viejos amigos’. (Perú21)
Ricardo Blume, protagonista de ‘Viejos amigos’. (Perú21)

César Salazar (csalazar@peru21.com)El destacado actor nacional está de regreso en nuestro país para estrenar su última película, Viejos amigos. Luego de radicar durante muchos años en México, Ricardo Blume está de vuelta porque no pierde el amor por su patria y por sus viejos amigos.

¿Cómo podría definir la química que ha logrado con sus compañeros en la película Viejos amigos, más allá de que se conocen tantos años?Justamente, la buena química se da por tantos años de conocernos, respetarnos y admirarnos con Carlos (Gassols) y Enrique (Victoria).

¿Esta nueva película lo ha animado a aceptar más proyectos en nuestro país?Claro. No podría hacer teatro o televisión porque toman mucho tiempo, pero sí alguna película, coordinando mis fechas de trabajo en México y el Perú.

¿Cree que esta cinta es una reivindicación para que los experimentados actores sean tomados más en cuenta?Lo bueno de esta profesión es que hay papeles para todas las edades. En esta oportunidad hay estos tres protagonistas veteranos que no creo que los pudieran interpretar actores menos viejos. No creo que sea una reivindicación, sino una simple coincidencia.

¿Qué le parece el auge de las producciones de cine en nuestro país?El auge cinematográfico peruano es evidente. Me interesa mucho y veo con optimismo a estas nuevas generaciones que se van abriendo camino sobre la base del talento y compromiso.

¿Qué le ha aportado el cine a su carrera de actor que no le ha dado la TV?He tenido una buena racha de películas (Mezcal, Fuera del cielo, Quemar las naves, Tercera llamada) con la que he ganado una Diosa de Plata y dos nominaciones a los premios Ariel. En cierta forma, he descubierto el cine a estas alturas de mi vida y trayectoria o el cine me ha descubierto a mí. No lo sé. Pero me gusta lo que estoy haciendo.

¿Por qué cree que ya no existen historias de amor como las de antaño en las telenovelas y ahora se hacen solo remakes?Porque vivimos otros tiempos… Pero siempre el amor es el tema central de las telenovelas. Lo demás pasa de moda, dura unos años, pero no perdura.