Uno de los misterios más grandes y que aún rondan la vida del cantante mexicano, es la desaparición de su madre, Marcela Basteri.

Las respuestas están lejos de ser respondidas. Sin embargo, en la serie biográfica que acaba de lanzar Netflix se toca el tema en varias secuencias del primer y segundo capítulo.

Marcela, ítalo-argentina, hasta el momento se encuentra no habida, y al parecer ni siquiera Luis Miguel sabría sobre su paradero, tal como la serie lo presenta.

Lo que sí se puede ver en la serie  es que mientras Marcela estuvo cerca al cantante trató de ser una buena madre, tan presente como las circunstancias se lo permitieron.

Una de las escenas más tierna entre Luis Miguel y su madre es cuando él debe presentarse por primera vez en un programa de televisión para cantar ‘La malageña’. Minutos antes de salir de casa se pone muy nervioso.

Marcela se acerca al temeroso niño lo besa, lo abraza y logra tranquilizarlo al decirle que ella siempre estará a su lado. Incluso le regala una cadena con un crucifijo, el cual 'Micky' usa durante su presentación para no olvidarse la letra de la canción.