Deborah Lin, esposa del actor, es una de las principales beneficiarias de su fortuna. (EFE)
Deborah Lin, esposa del actor, es una de las principales beneficiarias de su fortuna. (EFE)

Alrededor de US$70 millones habría sido la herencia que dejó para que sean repartidos entre su familia y amigos. Sin embargo cerca de la mitad se irían a parar al fisco.

Así lo informó The Daily News, la fortuna del actor, quien el pasado 19 de junio de un infarto, se reduciría en unos US$30 millones, ya que el 80% del dinero del actor está sujeto al pago de un 55% de impuestos.

El abogado William Zabel, experto en la materia, indicó que este trámite legal demora alrededor de nueve meses, por lo que los herederos no podrán acceder a los fondos de inmediato.

Gandolfini dejó gran parte del dinero a su esposa Deborah Lin, a sus dos hijos, Michael (13) y Liliana Ruth (8 meses), y también a su secretaria y asistente personal.