notitle
notitle

Lima ha sucumbido a la moda de las mascotas. Los productos y servicios se van especializando cada vez más acorde con la demanda. La oferta es muy variada e involucra desde accesorios (camas, juguetes, ropa y disfrazes) hasta atención de salud y spa.

Para sorpresa de muchos, la mayor concentración de estos establecimientos se observa en Lima Norte.

El presupuesto inicial depende de las condiciones. Un pequeño inversionista puede empezar en un garaje o invertir desde US$20 mil en un pequeño local. Pero si su aventura de negocio es mucho más intrépida, puede optar por un consultorio móvil (en una camioneta acondicionada).

El director de la veterinaria Aristocat, Wilfredo Pérez, sostiene que los peruanos gastan hasta S/.60 al mes en una consulta médica.

Los alimentos, que también se pueden ofrecer en el local, son un rubro atractivo. La clientes invierten S/.22 al mes, en promedio, para alimentar a sus mascotas, estima Eduardo Chaman, gerente comercial de Rintisa (que maneja marcas como Ricocan, Ricocat y Cambo).

Antes de empezar, investigue qué buscan sus potenciales clientes, indague los precios de la competencia y conozca los hábitos de consumo del lugar donde se instalará.