La pandemia impulso la automatización de más viviendas en Lima y en ciudades del interior como Arequipa, entre otras, asegura Smart House Perú.
La pandemia impulso la automatización de más viviendas en Lima y en ciudades del interior como Arequipa, entre otras, asegura Smart House Perú.

Encender el televisor, cerrar y abrir los rollers, apagar las luces a determinadas horas, controlar los sistemas de audio, entre otros equipos que tengan energía desde una aplicación en el celular e , incluso, enlazarte mediante una llamada con quien toco el timbre de casa; mientras tú estás de vacaciones en algún lugar recóndito, hoy es posible con .

Pero, si bien esta tecnología ya está disponible desde hace algunos años en el país gracias a la masificación de los smartphone, es con la pandemia que han aumentado en mayor medida las casas, departamentos y oficinas inteligentes, revela Óscar Barrena, CEO de Smart House Perú.

“Hoy, pasamos mucho más tiempo en casa y esto ha provocado que la demanda por equipar y contar con sistemas de automatización que hagan la vida más fácil, generando mayor confort, ahorros y seguridad aumenten”, señala.

MIRA: Inicia comercialización de equipos móviles disponibles con tecnología 5G

Tan es así que, para el cierre de año la proyección es que la industria de automatización residencial (incluyendo gadgets) mueva alrededor de S/ 20 millones, poco menos del doble de lo alcanzando en el 2020 (S/12 millones); mientras que hace cinco años se movía aproximadamente un millón de soles, estima.

Pero ¿cuánto puede llegar a costar la automatización de una vivienda? Los montos varían según lo que se requiera y los m2; no obstante un departamentos en San Isidro y Miraflores puede variar entre los US$ 10.000 y US$ 20.000. En tanto, el costo de tener una casa de 1.500 m2 completamente inteligente puede ascender los US$ 100.000, detalla.

DEMANDA INMOBILIARIA

El ejecutivo asegura que las inmobiliarias de proyectos inmobiliarios cada vez más están apostando por darle un valor diferencial a sus departamentos premium automatizándolos. “Estas suelen invertir US$ 28 por m2 y hasta US$ 4.000 por departamento, lo cual varía según el metraje”, dice Barrena.

Considera, además, que con el tiempo el que una vivienda (ya se casa o departamento) cuente con un sistema básico de automatización se volverá un commodity, como lo fue en su momento que contará con un punto de gas.

MIRA: 5 beneficios del código QR en esta pandemia

“Al mes nos solicitan alrededor de 20 cotizaciones para proyectos, pero solo la mitad se ejecutan, en gran parte por falta de mano de obra, ya que concluir un proyecto puede tomar hasta tres meses, dependiendo de su complejidad, y porque simplemente algunos se desaniman”, dice.

Señala que la demanda por tener una vivienda Smart no solo se están dando en Lima, esta necesidad también ha despertado en Arequipa, Trujillo y Piura, afirma.

E-COMMERCE

Una barrera de entrada para la automatización todavía sigue siendo el precio; por ello Smart House lanzará un e-commerce especializado en gatgets para el hogar, apuntando a un segmento B/C, para que pueda interactuar con sistemas de automatización en su hogar, como focos de luz o tomacorrientes inteligentes, entre otros.

“Esperamos poder lanzar la tienda virtual en mayo próximo, y a la par continuaremos trabajando de la mano de los ya reconocidos marketplaces que existen en el mercado”, señala.

– que este año estima facturar unos S/ 9 millones- tres millones de soles más que en 2020.

Adicionalmente, ante la importante necesidad de tener profesionales capacitados en estas nuevas tecnologías, expertos de Smart House Perú junto a la ISIL han desarrollado el curso de tecnología para interiores, donde podrán conocer sobre las últimas soluciones en tecnología, casas inteligentes e IoT, el cual se ha adaptado para ser impartido a los alumnos de la carrera de diseño de interiores en el último ciclo de la carrera.

VIDEO RECOMENDADO

Elecciones 2021: conoce cómo se desarrollaron los comicios en las últimas décadas
Elecciones 2021: conoce cómo se desarrollaron los comicios en las últimas décadas