En el entorno empresarial actual, la se ha convertido en un aliado indispensable para la gestión de ventas, por lo que elegir e implementar las tecnologías correctas puede ser un desafío. Según el Estudio de Transformación Digital en las Empresas Peruanas 2021 realizado por EY, el 76% de las empresas peruanas considera que la transformación digital es una prioridad estratégica; evidenciando la importancia de adoptar tecnologías adecuadas para mantenerse competitivos en el mercado.

MIRA: Machu Picchu: Operadores y gremios turísticos recorren nuevos circuitos

“Adoptar tecnologías avanzadas en la gestión de ventas transforma la forma en que las empresas interactúan con sus clientes y gestionan sus operaciones, facilitando una mejor toma de decisiones y una mayor adaptabilidad pero sobre todo generando ahorros y más ingresos”, comenta Hugo Sánchez, CEO de Qlever, empresa que ofrece soluciones tecnológicas.

En ese sentido, el especialista explica las herramientas tecnológicas más importantes a considerar para fortalecer la gestión de ventas en tu empresa:

  • Gestión de la relación con el cliente (CRM). Un CRM centraliza la información de los clientes, mejorando la relación, el seguimiento/control del proceso de ventas y conservando/protegiendo la información relevante de clientes y prospectos. Es crucial integrar el CRM con otros sistemas como el ERP, para mantener los datos consistentes y  actualizados.
  • Sistema de Planificación de Recursos Empresariales (ERP). Un ERP integra las funciones de back-office en un solo sistema, pero sobre todo mantiene la coherencia de estas con la contabilidad y el cumplimiento de los requerimientos tributarios. Las funcionalidades principales son la integración de los procesos de abastecimiento, la gestión del inventario, la eficiencia comercial y las finanzas. Esto mejora la toma de decisiones para lograr ahorros, mejorar el flujo de caja y generar más ingresos.
  • Business Intelligence (BI). Las herramientas de Business Intelligence (BI) permiten a las empresas analizar datos y transformar esa información en conocimientos accionables. Un sistema de BI facilita el análisis de grandes volúmenes de datos que pueden provenir además de distintas bases de datos, identifica tendencias y proporciona visualizaciones que ayudan en la toma de decisiones estratégicas. Las funcionalidades principales incluyen la recopilación y procesamiento de datos, la creación de conocimiento aplicando conceptos estadísticos o de machine learning y la visualización de datos a través de gráficos y dashboards interactivos.

“Invertir en tecnología no es solo una necesidad, sino una estrategia para asegurar el crecimiento y la sostenibilidad a largo plazo. Las empresas que implementen y gestionen adecuadamente estos procesos tecnológicos estarán mejor posicionadas para enfrentar los desafíos del mercado y aprovechar las oportunidades de crecimiento”, concluye.


Perú21 ePaper,  y pruébalo gratis

VIDEO RECOMENDADO:

Álvaro Henzler: “Los partidos han perdido sintonía con la ciudadanía”