Líder gremial sugiere un giro de negocio para las empresas afectadas por la demora para activar la fase 4. (Foto: Facebook)
Líder gremial sugiere un giro de negocio para las empresas afectadas por la demora para activar la fase 4. (Foto: Facebook)

Ante el Estado de Emergencia por la pandemia, el gobierno decidió dividir en fases la , de acuerdo con los rubros de las empresas. Mientras que la minería, construcción, comercio y manufactura tuvieron prioridad, poco a poco fueron reabriendo restaurantes, centros comerciales y salones de belleza.

En un principio se previó para agosto la cuarta fase que comprende la reapertura de negocios como gimnasios, cines, casinos, discotecas y el reinicio de vuelos internacionales. Sin embargo, el premier Walter Martos, cuando aún se desempeñaba como ministro de Defensa, indicó que no está programado y aún no hay una fecha para esta etapa.

En esa línea, Miguel Vega Alvear, representante de las empresas en el Grupo de Trabajo Multisectorial para la Reanudación de las Actividades Económicas, reconoció que hay una demora en la implementación de la fase 3, por lo que aún no se avizora cuándo comenzará la cuarta etapa de reactivación. Dijo que todavía “faltan trabajar protocolos sanitarios, la revisión del Ministerio de Salud y la publicación de parte del sector correspondiente”.

Al respecto, Ricardo Márquez, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), comentó que esta es la fase que incluye rubros donde hay más aglomeración y gente. Y esta paralización viene afectando a la micro, pequeña, mediana y gran empresa, que manejan la crisis de acuerdo a su espalda financiera.

Para Márquez los números no dan. “El contagio sigue subiendo, y hay lugares donde se hace más crítico, porque lamentablemente la cultura del cuidado no está siendo entendida. Al impulsar el programa de ayuda Respira Perú, tengo contacto con un viceministro que viene de Loreto, y me pide que lo apoye en publicidad, porque la gente simplemente no obedece y camina sin mascarilla. Ahí te das cuenta de la magnitud del problema”.

Si bien, el aumento de restricciones por parte del gobierno para mitigar la pandemia es perjudicial para la reactivación económica, Márquez precisó que son necesarias porque la población debe entender que los números son preocupantes. “Esta enfermedad nos va a tener en vilo este año y el próximo, y se trata de muertes”.

MIRA Inmovilización obligatoria en domingos: estas son las actividades económicas que sí se permitirán realizar

SOLUCIÓN A LA VISTA

Vega Alvear barajó algunas opciones en torno al regreso de las empresas involucradas en la fase 4. Puso como ejemplo a Nueva Zelanda, país que tiene una imagen del liderazgo frente al control de la pandemia, y donde para impulsar el turismo interno, redujeron los días de trabajo, de lunes a jueves, suprimiendo el viernes, para que la gente visite otros lugares.

“El Perú no es un país como los del Caribe con turismo estacional, el Perú convoca por ser un país con una cultura milenaria. Podemos estimular el turismo interno, ordenado, con mascarillas, el debido aforo y todo lo que se juzgue pertinente. Y las empresas, hoteles y restaurantes, van a responder para salvar sus negocios”, expresó Vega Alvear.

Añadió que hay otros rubros donde ha bajado la demanda y no saben cuánto tiempo más van a estar así y que tienen que reconvertirse: “Si se puede industrialmente hacer una reconstrucción, en buena hora. El Perú es un país rico en recursos mineros, agrícolas, forestales, turístico que da espacios para poder ser creativos en la propia actividad”.

Por su lado, Márquez manifestó que ha sido testigo de empresas como gimnasios que venían funcionando y teniendo ganancias hasta diciembre. Pero los que no pertenecen a una cadena, los nacionales, muchos han quebrado, al no poder pagar alquiler y a sus trabajadores porque aún no pueden operar.

“Hay afectación directa, lo que pido es que se atienda a estas empresas, y que estos empresarios puedan tener el mismo tratamiento que se le está dando a los restaurantes. Que se haga un fondo para ver cómo se reconvierten en otro tipo de negocio”, aseguró.

Este fondo de apoyo debe salir del Estado, aseguró, porque su propósito debe ser que las empresas no cierren. “Ya lo están haciendo con restaurantes y se debe buscar una solución para los de la fase 4. Ahora, habrá gente que quiera seguir y dar un giro a su negocio y otros que no”.

El directivo gremial argumentó que este sector también es parte de la economía y las autoridades deben buscar una solución al problema y encararlo. “No hay que hacer como que no existe”.

Reconoció que la mayoría de empresas de otros sectores se vienen recuperando de manera lenta, pero eso no significa que no haya problemas. Es evidente que va a ser difícil empezar la fase 4, a menos que las cifras den y Dios quiera que las cifras den, apuntó.

El directivo recordó cuando fue vicepresidente de la República entre los años 1995 y 2000. Así como es empresario, también se pone en el lugar de las autoridades. Para Márquez, cuando uno está en esos cargos, tiene que estar en el medio, uno debe ser como un árbitro, no puede ser jugador.

“Entiendo a los que están en el Gobierno. Hay que poner salud y economía en el justo medio, y entiendo también a los empresarios. Por eso, como presidente de la SNI le dedico a este problema más de 10 horas al día”, puntualizó.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Argentina y México producirán vacuna para la COVID-19: ¿Qué se sabe de este importante acuerdo?
Argentina y México estarán a cargo de la producción y distribución de una posible vacuna contra el coronavirus.