notitle
notitle

El presidente de Brasil, Michel Temer, firmó un decreto para elevar el salario mínimo 6.48% desde el 1 de enero y llevarlo a 937 reales por mes (unos US$288), esto es 8,8 reales menos de lo presupuestado para 2017 debido a recientes estimaciones que indican que la inflación sería menor este año.

Se debe tener en cuenta que el gobierno brasileño está llevando a cabo un severo plan de ajustes en su búsqueda por revertir la recesión en el país. Así, hace unos meses se anunció que el salario mínimo pasaría de 880 reales a 945,8 reales mensuales y el congreso ratificó este anuncio el pasado el 15 de diciembre.

Sin embargo, la secretaría de Planificación argumentó que "en virtud de una inflación menor en 2016, el reajuste será menor de lo que estaba previsto en el Presupuesto anual". Agregó que "se trata de una aplicación estricta de la ley",

Se debe considerar que la semana pasada, el Banco Central de Brasil estimó que la inflación cerrará este 2016 en 6.5%, por debajo de sus previsiones anteriores, y el mercado también volvió a rebajar sus previsiones a 6.4% esta semana.

TAGS RELACIONADOS