(Bloomberg)
(Bloomberg)

El de para evitar el denominado recibió hace unas horas también luz verde en la , con lo que llegó a su fin la larga disputa presupuestaria.

De esta manera se evitó a último momento una masiva subida de impuestos para millones de estadounidenses. Los expertos temían que Estados Unidos volviera a caer en la recesión, con consecuencias negativas para la coyuntura global.

La cámara dominada por los republicanos votó la iniciativa –aprobada previamente por amplio margen en el Senado– por 257 votos a favor y 167 en contra. Hasta último momento permaneció la incertidumbre de si el proyecto de ley realmente sería aprobado.

Los republicanos intentaron mantener los recortes de impuestos a todos los ricos y además aspiraban a una mayor reducción de gastos para contener la vertiginosa deuda de Estados Unidos.

La votación en el Senado se produjo esta madrugada, dos horas después de que expirase el plazo para la entrada automática el 1 de enero de una serie de subidas de impuestos a gran escala e importantes recortes en ayudas.

La iniciativa aprobada también aplaza solo por dos meses los drásticos recortes automáticos del gasto público acordados en 2011.