La situación se pone color de hormiga en España. (Reuters)
La situación se pone color de hormiga en España. (Reuters)

La agencia de calificación financiera rebajó este jueves tres niveles la nota crediticia de España, que cayó de 'A' a 'BBB', y la situó en perspectiva negativa, lo que significa que Madrid podría ver su nota rebajada nuevamente.

Entre las razones evocadas por Fitch figura el "costo fiscal de una restructuración y una recapitalización del sector bancario español", estimado por la agencia en unos 60 a 100.000 millones de euros, y la recesión en la que está inmersa España.

Con esta rebaja, la economía ibérica queda a sólo dos escalones de la categoría calificada como "bono basura". Fitch estima que la ayuda necesaria oscila entre los 60,000 y 100,000 millones de euros.