Talleres de Córdoba, donde milita el peruano Miguel Araujo, demostró este miércoles que la rivalidad queda en la cancha y que los gestos deportivos son los que hacen grandes a los clubes.

El club argentino quedó eliminado de la luego de caer por 2-1 ante Palestino, en Santiago de Chile, pero al abandonar el estadio San Carlos de Apoquindo, tuvo un gesto que debe ser imitado por todos.

"Felicitaciones Palestino, muchas gracias por la hospitalidad. Que el fútbol una las fronteras", fue el mensaje que dejó la 'T' en el pizarrón del vestuario, acompañado de un banderín, una botella de vino y una caja de dulces.

Eso no fue todo. Talleres dejó el camerín totalmente limpio. 

"‪¡GRACIAS TALLERES POR TODO! Nos dejaron el camarín en perfectas condiciones y con regalo incluido. ¡HERMANDAD!"‬, fue la respuesta de Palestino, club que clasificó al grupo A de la Copa Libertadores.

Sin duda, un claro ejemplo del que debe ser el comportamiento general de los equipos y de los hinchas en el mundo. Que el deporte nos una y la rivalidad quede en la cancha.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR