(Captura)
(Captura)

El jugador del Barcelona Jordi Alba causó polémica en el encuentro en el que el . El futbolista le habría extendido el dedo medio a la afición madridista tras el empate parcial de Lionel Messi a los 18 minutos de juego.

Pese a que los medios españoles lo mencionaron como una grosería, Alba se justificó afirmando que levantó el dedo índice en referencia a Messi.

"No hago ningún gesto a la afición a malas. Señalo a Leo que es el número uno y lo están criticando injustamente", aseguró el futbolista tras el encuentro, según reporta el diario Marca.