Diego Maradona y Daniel Passarella posaron para la portada de la revista El Gráfico antes del Mundial 1986. (Foto: El Gráfico)
Diego Maradona y Daniel Passarella posaron para la portada de la revista El Gráfico antes del Mundial 1986. (Foto: El Gráfico)

Han pasado casi 36 años desde que la selección de Argentina gritó campeón por última vez de un Mundial de fútbol de mayores. De hecho, los hinchas de la ‘Albiceleste’ recuerdan con mucha nostalgia ese equipo que tenía a Carlos Salvador Bilardo como entrenador y que contaba, entre otros, con Diego Maradona y Daniel Passarella en el plantel.

Otros también se acuerdan de que la relación entre el ‘Pelusa’ y el ‘Káiser’ no era de las mejores. Uno de los motivos fue la cinta de capitán. Bilardo decidió que Maradona lleve el brazalete y no Passarella, que la había portado en el Mundial de España en 1982, con César Menotti en el banquillo.

Sobre el tema, Óscar Ruggeri, parte de ese grupo, dio su versión y dio detalles de cómo se llevaban ambos personajes. “Se llevaban, ahí, por las personalidades de los dos. No te olvides que el otro venía de ser campeón del mundo por primera vez para la Argentina y era groso también”, señaló el ‘Cabezón, en ESPN.

Ruggeri, asimismo, confesó que en en las prácticas no hubo evidencias de sus discrepancias. “Nunca vimos en los entrenamientos pelearse, tirarse una patada, siempre respeto. Pero son dos personalidades tan allá arriba que son tremendas”, indicó.

Por otro lado, el ahora comentarista de TV relató una experiencia personal y lo que significaba para él Daniel Passarella: “En 1978, corría con la gente en Corral de Bustos con la gente festejando el campeonato del mundo y, después, estaba con estos. A un Passarella que por jugar en puestos parecidos lo admiraba y respetaba”.

Por último Ruggeri ratificó la versión de que Passarella ya había superado el hecho de no ser el capitán, motivado por su deseo de jugar el torneo, algo que finalmente no pasó por una enterocolitis antes del inicio del torneo y, luego, un desgarro.

“Olvídate, porque ya Passarella había aceptado lo de la capitanía, después de charlas. Maradona era capitán desde el primer día que llegó y Passarella aceptó que no iba a ser el capitán porque sabía que iba a jugar otro Mundial”, sentenció.