Entre lágrimas, el delantero español jugó ante Australia el que se supone es su último partido con la selección de su país, actual campeona del mundo que quedó eliminada tras .

El 'Guaje', de 33 años, marcó un tanto de 'taquito' en el arco de los australianos (también eliminados) y festejó besando la camiseta alterna de 'La Furia Roja'. Aunque no es confirmado, se supone que por su edad este será el último torneo en el que participe vistiendo los colores de España.

Villa, quien no estuvo presente en los partidos contra Holanda y Chile al ser relegado al banco de suplentes con la titularidad de Diego Costa, fue reemplazado en el minuto 56 del tiempo complementario, lo que provocó que se marchara del campo llorando y siendo consolado por sus compañeros de equipo.

"Si por mí fuera estaría jugando en la selección hasta los 55 años. Pero soy realista. Ahora me voy a la Major League Soccer y voy a estar seis meses sin competir", admitió el español, elegido hoy como mejor jugador del partido.

"Si me llaman, yo encantado, pero soy realista".

Pese a que sus declaraciones dejan la puerta abierta a la selección, su fichaje por el New York City y su traslado a una liga de menor competitividad que en Europa hacen muy difícil que vuelva a jugar con España, que tras el fracaso mundialista iniciará un nuevo ciclo de cara a la Eurocopa 2016.